Tbilisi

Tiflis1 (en georgiano თბილისი, Tbilisi; en ruso Тбилиси) es la capital de Georgia y la mayor ciudad del país. Se sitúa a orillas del río Kurá (მტკვარი, Mt’k’vari), su población es de 1.345.000 habitantes y su área es de 726 km².

Fundada en el siglo V por Vakhtang Gorgasali, el monarca de la antigua región de Iberia caucásica, también conocida como Kartli, Tiflis ha sido, con algunas interrupciones, la capital de Georgia. La historia de la ciudad puede ser vista por su arquitectura: el estilo de la avenida Rustaveli, diseñada por el barón Haussmann, y el del centro, están mezclados con el de las estrechas calles del distrito medieval de Narikala. Tiflis es un importante centro industrial, social y cultural. La ciudad es una importante ruta de tránsito de la energía mundial y el comercio. Localizada estratégicamente entre Europay Asia y antiguamente situada en la Ruta de la Seda, Tiflis ha sido a menudo un punto clave en las relaciones de imperios rivales.

La demografía de la ciudad es diversa e históricamente ha sido hogar de gente de diferentes etnias, religión y cultura. Recientemente, Tiflis ha sido conocida por la pacífica Revolución de las rosas, que tuvo lugar en la plaza de la Libertad y lugares cercanos. A consecuencia de ello, el entonces presidente, Eduard Shevardnadze, fue desplazado del poder.

El gentilicio es teflisense o teflitano, de conformidad con el nombre latino de la diócesis que existió en los siglos XV y XVI.2

La ciudad cuenta con un aeropuerto internacional. Sus principales lugares turísticos son la catedral de Sameba, la plaza de la Libertad, la catedral de Sioni, Metekhi, Narikala, el Parlamento de Georgia, la avenida Rustaveli, el Teatro de la Ópera y el Ballet, la basílica de Anchiskhati, la montaña de Mtatsminda y la iglesia de Kashveti, cerca de la cual se encuentran el Museo Nacional, el Museo Histórico y numerosas galerías de arte. La ciudad fue inmortalizada por los pintores Niko Pirosmani y Lado Gudiashvili.